Educación Financiera.


El tener una educación financiera nos ayuda a usar de manera eficiente nuestros recursos, a mejorar la administración de los recursos en diversos ámbitos como en los hogares, a evitar el sobre endeudamiento y a mejorar nuestras finanzas personales.

Si bien la educación financiera impacta de manera positiva en nuestra vida , también ayuda a mantener saludables las finanzas de un negocio.

Un ejemplo de esto son las Pymes, éstas podrán crecer al entender y aplicar conceptos en la toma de decisiones basadas en el consumo y la inversión, lo que les facilitará el administrar un crédito y las fuentes de financiación. Conocer el tipo de financiamiento que tu negocio necesita, y puede costear, te dará ventajas importantes al decidir si un crédito es la mejor opción, porque también existen otras opciones que te permitirán tener finanzas empresariales sanas.

En la actualidad existen muchas maneras de lograr un financiamiento o un crédito pero no siempre nos fijamos en el que realmente conviene. Para esto sirve el conocer las finanzas y poder identificar las tasas de interés, los plazos a pagar, entre otros. Que son básicos en todo individuo.

Entradas destacadas